Sunday, May 11, 2008

BOOM DE INVERSIONES CANADIENSES EN MEXICO

(Publicado en El Correo Canadiense)
Por Sergio Granillo


En medio del nuevo escándalo político americano conocido como NAFTA gate, donde los pee-candidatos presidenciales pretenden cancelar el acuerdo trilateral, la diplomacia mexicana asentada en Toronto informa de un explosivo crecimiento de inversiones canadienses en el sector minero de México.

Dos socios distantes, separados por el alicaído gigante Estados Unidos, parecen estar descubriendo las bondades del casi olvidado acuerdo trilateral.

Recientemente, la diplomacia mexicana ha estado muy activa. Con diferencia de una semana, el Consulado organizó una reunión con mexicanos que se desempeñan en instituciones financieras. Posteriormente, la oficina del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) -que pronto será sustituida por la nueva figura llamada “ProMéxico”- organizó un evento enfocado a promover inversiones en la industria minera.

Ese día por la mañana, Eduardo Soho, Secretario de Energía de México, de visita en Toronto, participó en la Semana de la Minería de TSX (Toronto Stock Exchange), en el marco de la Conferencia de la Asociación de Prospectores y Desarrolladores de Canadá (Prospector’s & Developers Association of Canada Conference, PDAC).

En el evento nocturno, ya sin la presencia de Soho, se informó de la creciente ola de inversiones canadienses en México. Fruto de reformas legales para abrir el sector minero a capitales extranjeros, se habla ya de una nueva era dorada de la minería mexicana, en la que el 70% de los nuevos proyectos está siendo financiado por firmas de la TSX.

En los dos últimos años, inversionistas canadienses han puesto en proyectos mexicanos 26 millones de dólares, se espera que este año llegue a la cifra récord de 30 millones. Las posibilidades se antojan enormes, dado que a pesar de la histórica trayectoria de México en minería, todavía queda 70% del territorio por explorar; la minería representa sólo 3.5% del Producto Interno Bruto.

La promoción de la minería tiene por objeto generar empleos y promover el desarrollo en las comunidades más subdesarrollados de las áreas rurales. Destaca la producción de oro, plata, cobre y zinc. Un detonador en el éxito de estos proyectos es la tendencia a la alza en los precios mundiales de estos metales.

Un sector que permaneció por décadas en la oscuridad, brilla una vez más como en la época de la Colonia, después de largos debates camerales y cabildeos para lograr abrir la inversión extranjera en sectores altamente sensibles para los mexicanos.

Destaca el caso de la firma canadiense (Vancouver) First Majestic Silver Corp., que está decidida a lanzar un agresivo plan de inversiones en la explotación de plata mexicana, que se estima tendrá una demanda mayor al oro en los próximos años. La explotación minera en territorio mexicano está a la alza, debido a la certidumbre legal, un ambiente político estable y bajo costo de la mano de obra. La producción total de las tres minas que esta firma maneja creció 176% durante 2007, llegando a 3.6 millones de onzas, esperan alcanzar 5.5 millones en 2008.

Al menos, los canadienses empiezan a mirar más allá de las playas mexicanas y se comienza a considerar a México como un destino de inversiones. Esperamos que la diplomacia siga activamente fomentando la integración de la comunidad mexicana en Canadá.

* Periodista mexicano
(www.elcorreo.ca)