Sunday, November 11, 2007

EL CONTROVERSIAL ASUNTO DEL TIPO DE CAMBIO

(Publicado en El Correo Canadiense)
Por Sergio Granillo

Entender cómo opera el tipo de cambio de una moneda es difícil, pero es uno de los asuntos que nos afecta a todos. Desde hace algunos meses el Dólar Canadiense ha registrado un repunte que raya en lo espectacular, particularmente al compararse con la divisa de los Estados Unidos.

Mucha gente habla de la “paridad” cambiaria, como si eso significara que existe una relación uno a uno, incluso hay quien piensa que esa relación se extiende a monedas más fuertes como el Euro y la Libra Esterlina. No es así, es una relación fluctuante, donde ahora la moneda canadiense vale más la americana, y el precio de compra y venta es distinto.

Y a fin de cuentas lo importante es entender si esto nos afecta o nos beneficia. Al paso de las semanas en que el Dólar Canadiense sigue cotizándose por encima del Dólar Americano, la gente empieza a presionar para que los comerciantes canadienses rebajen sus precios.

Por muchos años, el Looney (Dólar Canadiense) tuvo un valor menor a la moneda americana, y como muchas mercancías provienen del sur de la frontera, los precios de los productos eran mayores aquí. Incluso, algunos negocios canadienses aceptan dólares gringos y fijaban su tipo de cambio propio, en aproximadamente 10% menor antes de este fenómeno.

A medida que la moneda canadiense sigue avanzando frente a la americana, crecen las expectativas, los canadienses esperan sentir el beneficio en sus bolsillos. Y aquí se entra al terreno de la especulación; a principios de año se manejaba la posibilidad de “paridad” para el año 2008 y sólo de manera breve.

Los pronósticos se modificaron ante la crisis hipotecaria y crediticia de los Estados Unidos, que se sumó a la fortaleza de la economía canadiense. Lo que se empezó a manejar como algo estrictamente de corta duración, está siendo revisado y se cree que durará más, años inclusive.

Ya se ha intentado trasladar la fortaleza de la moneda al ámbito comercial. El Ministro de Finanzas de Canadá, James Flaherty, intentó convencer a los dueños de las grandes cadenas comerciales a ajustar sus precios a la baja, pero está siendo más bien el mercado el que está ejerciendo su poder de convencimiento.

A fin de cuentas, dos son los asuntos que destacan en este fenómeno. Uno, el poder adquisitivo, es decir, no sólo lo que los números del tipo de cambio presumen, sino en lo que cada Looney puede convertirse. Conforme la tendencia de superioridad frente al Dólar Americano se asiente, su poder de compra tendrá efecto.

Otro fenómeno sin precedentes es que, por vez primera, la economía canadiense se está moviendo independiente de la economía americana, a la que históricamente ha venido ligada. Canadá parece moverse en el mismo sentido de economías fuertes del planeta, y aún avanzando frente a las poderosas divisas: Euro y Libra Esterlina.

Estas tendencias seguirán en tanto las condiciones macro y micro económicas de Canadá sigan fuertes, y en tanto los Estados Unidos no resuelvan su delicada crisis crediticia. Como antes dijimos en este espacio, los vecinos empiezan a tomar caminos diferentes…

Y ¡aguas con las ofertas en nombre del super Looney! Hay que comparar antes de comprar… No caer en falsas ilusiones.

* Periodista mexicano
(www.elcorreo.ca)

No comments: