Wednesday, July 25, 2007

GUERRILLA EN MEXICO: ATAQUE SORPRESIVO

(Publicado en El Correo Canadiense)
Por Sergio Granillo

Una región que se había mantenido lejana de los conflictos guerrilleros del sur del país y de las luchas territoriales de los narcotraficantes, sucumbe hoy ante ataques violentos que paralizaron importantes sectores de la industria exportadora mexicana.

Los estados de Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato, Aguascalientes y Jalisco, hasta ahora considerados paraísos para el desarrollo económico mexicano en el interior del territorio mexicano, han sido vulnerados.

La primera reacción del gobierno fue adjudicar las explosiones en los ductos de gas natural de la petrolera PEMEX a “fallas técnicas” y a la falta de mantenimiento. No obstante, horas después de haberse registrado varios estallidos en puntos estratégicos de esta red, el grupo guerrillero Ejército Popular Revolucionario (EPR), asentado originalmente en el sureño Estado de Oaxaca, envió un comunicado de prensa adjudicándose este ataque.

Advirtió de que “la orden de iniciar con la campaña nacional de hostigamiento contra los intereses de la oligarquía y de este gobierno ilegítimo ha sido puesta en marcha.”. La demanda del EPR es la inmediata liberación de algunos de sus miembros, presuntamente detenidos por el gobierno.

Las consecuencias de este acto son de alto impacto para el país muestran. Por un lado, la presencia de un grupo paramilitar y subversivo bastante estructurado y con materiales belicosos; por otro lado, salta a la vista la ausencia de una sólida conducción política y de seguridad nacional.

Estos ataques pueden considerarse “quirúrgicos”, pues con relativamente bajo esfuerzo, las consecuencias fueron severas y suficientes para poner a varios niveles de gobierno contra la pared. Los rebeldes saben que el punto más sensible para el gobierno panista es el sector industrial; las armadoras automotrices son punta de lanza de la más amplia cadena fabril del país. Al paralizar una armadora, ponen en paro a cientos de empresas fabricantes de autopartes.

Los eperristas saben dónde golpear, y están dispuestos a hacerlo. Se han logrado extender a entidades geográfica y políticamente lejanas a su territorio original, Oaxaca, donde hace poco ejercieron tanta presión, que la entidad prácticamente quedó en estado de sitio por varias semanas.

El gobierno federal y las autoridades estatales pretendieron puerilmente negar la realidad, y ahora ni siquiera saben –al menos eso han declarado- donde están los presuntos correligionarios del EPR que se encuentran “desaparecidos”. Los gobiernos locales se echan la “pelotita”, y al menos el queretano ya dijo que ahí no están, “que los busquen en Guanajuato”.

A diferencia de sus antecesores (PRI), los panistas no tienen sensibilidad política, no tienen la “malicia”, ni la estructura de “grupos de inteligencia” y no saben cómo manejar esta situación. Los riesgos pueden ser mayores si se confirma el involucramiento de terroristas, que amenazaron con atacar instalaciones petroleras en los vecinos países de Estados Unidos, y si se considera que en esa región mexicana habitan familiares de altos personajes de ese gobierno.

Una vez más surge la sombra de la inestabilidad en el pobre México, huérfano de gobierno, a merced de las oscuras fuerzas de los bajos mundos…

* Periodista mexicano
(www.elcorreo.ca)

No comments: